lunes, 22 de julio de 2013

QUÉDATE CON NOSOTROS, SEÑOR, PORQUE ATARDECE





QUÉDATE CON NOSOTROS, SEÑOR PORQUE ATARDECE

 




Alvaro Pombo

Ediciones Destino

256 páginas









Sinopsis.-

 
Uno de los autores imprescindibles de la literatura contemporánea.
En un pequeño convento trapense situado al sur de Granada, en el caserío de La Gorgoracha, aparece ahorcado el padre Abel, uno de los monjes, y a pesar de que ha sido un suicidio, el prior ha tomado la decisión de declarar el hecho como muerte accidental. El impacto brutal que lo ocurrido provoca en cada uno de los cinco miembros de la comunidad se verá agravado por la determinación un tanto morbosa de un intelectual mediático granadino por ahondar en la verdadera naturaleza de esa muerte y sacar a la luz el diario del fraile, en que previsiblemente daba razón de sus razones.

A pesar de la ocultación y la manipulación del prior, que quiere preservar la vida de quietud, oración y fe de su comunidad, la turbación invadirá el ánimo del resto de los monjes y provocará una conmoción que transformará sus vidas.

Una intensa novela en que la indagación espiritual y filosófi ca se entrelaza con una insospechada trama criminal, y que confirma a Pombo a la cabeza de la narrativa más intrépida y deslumbrante de nuestro país.

"Es un talento de los más extravagantes, audaces y lúcidos de la actual narrativa.» Juan A. Masoliver Ródenas, La Vanguardia".



Mi opinión personal.-


Me decidí a leer este libro por el título, me parecía un poco intrigante a la vez que la trama.
Tengo que confesar que no había leído antes, nada de este autor, así que no sé cómo serán sus otros libros, pero este me ha gustado.
Y os voy a contar lo que me ha parecido.
Primero, como siempre suelo hacer en mis reseñas os contaré un poco el argumento.
En un convento pequeño, situado al sur de Granada, en el caserío llamado “La Gorgoracha”, entre Vísperas y Completas, se conoce la noticia.
Ha aparecido colgado de una viga, en el corral donde ordeñan las ovejas, el padre Abel.
Ni qué decir tiene que este hecho causa gran conmoción en el convento, donde residen los seis monjes, ahora cinco sin Abel.
El padre Abel estaba considerado como el monje más bueno y quizás el más alegre del convento, y el hecho de ahorcarse, resulta incomprensible a los ojos de los monjes.
Sobre todo ante Ignacio, que le consideraba su mentor y consejero.
El prior que gobierna el convento, Josefo, se niega a hacer declaraciones ante la prensa, ocultando que se trata de un suicidio y dando a entender que ha sido un accidente.
Sin embargo, todo el pueblo anda revuelto y un periodista, Matías Belarte, amigo de la juventud del prior, hará todo lo posible por indagar este suicidio, acompañado de Miguel, un habitante del pueblo, y sobrino de Abel.
Acudiremos a la narración mediante la descripción de los personajes: los monjes del convento, Josefo, Raimundo, Abel, Ignacio, Pablo y Lorenzo. Aunque Pablo y Lorenzo apenas intervienen en la narración, sólo son nombrados.
Sabremos de las vidas de Doña Mariana, condesa viuda de La Vela, amiga de don Josefo, y fundadora del convento gracias a su capital e influencias. Y de su eterna acompañante, Margareta, huérfana austriaca  adoptada de niña por la familia de la condesa.

Esta novela está narrada de varias formas diferentes; por un lado, hay un narrador que cuenta la acción y nos hace participe de los acontecimientos,
Y por otro lado está narrada por Ignacio, que nos lo cuenta bajo su punto de vista.
También hay un tercer narrador subjetivo, pero no acertamos a adivinar quien es.
Quizás puede ser alguno de los monjes u otro espectador.
Es una novela difícil, no por lo que cuenta, sino cómo lo cuenta.
La acción, aparentemente sencilla, se llena de pensamientos filosóficos y espirituales.
¿Por qué se ha ahorcado el padre Abel? ¿Porque perdió la fe o porque se consideró indigno de esta y de Dios?
El enigma se hace más enigma cuando se descubre el diario oculto de Abel, y unas cuantas cartas de Margareta.
Margareta, la escéptica  mujer que se ha acomodado a vivir sus circunstancias es un personaje muy bien trabajado en la novela. Al igual que el prior Josefo, y el de Ignacio.
Tampoco tienen desperdicio Raimundo y Matías Belarte. Claro que el punto fuerte son los pensamientos de Abel.
Esta novela contiene muchos pensamientos filosóficos, de hecho hace alusiones de Kierkegaard y Hegel, por no añadir los pensamientos filosóficos del narrador.

Es una novela que me ha gustado. Aunque se lee rápida, algunas frases son muy complejas. Ideal para estudiantes de filosofía, o simplemente para pensadores.
Para cualquier persona que quiere indagar entre verdades  y mentiras, entre lo que es, no es, o pudiera ser. Divagaciones sobre todo de la presencia de Dios, o de su ausencia, de la fe de cada uno, de la no fe. Del convencimiento o no convencimiento de haber llegado a Dios, su utilidad o inutilidad. También se hacen menciones sobre los escritores o de la escritura. Sobre su utilidad, sobre lo que ejerce en nuestro ego. Ignacio es un poeta frustrado que ha preferido meterse a monje. También Abel descataba por sus escritos de juventud.
Esta es mi opinión personal.

 " Quédate con nosotros, Señor, porque atardece". Y que cada cual saque sus propias conclusiones de esta frase que el autor ha tomado de un versículo del Evangelio de Lucas, como he investigado por ahí, porque debo de decir que no lo conocía anteriormente
El convento se representa como un lugar en que los monjes se han alejado del mundo. Con sus exaltaciones, con sus horarios, rezos y rutinas, Con su trabajar en el huerto al atardecer.
El atardecer aparece como una especie de metáfora que quizás reúna la simpleza normal  de los atardeceres cotidianos con algún atardecer en nuestra alma.

Esa es mi opinión, aunque como digo es una novela muy compleja, que a cada uno le puede reportar diversas opiniones. Y sobre todo, da para pensar mucho.

EL AUTOR.-

Alvaro Pombo

Álvaro Pombo (Santander, 1939) se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid y es Bachelor of Arts en Filosofía (Birkbeck College, Londres). Residió en Inglaterra desde 1966 hasta finales de 1977.

Su obra narrativa lo ha consagrado como uno de los maestros indiscutibles de la literatura española contemporánea, con una obra única por su originalidad y solidez artísticas. Miembro de la Real Academia de la Lengua, ha publicado las novelas: El héroe de las mansardas de Mansard (Premio Herralde de Novela 1983), El hijo adoptivo, El parecido, Los delitos insignificantes, El metro de platino iridiado (Premio de la Crítica 1990), Aparición del eterno femenino contada por S. M. el Rey, Telepena de Celia Cecilia Villalobo, Donde las mujeres (Premio Nacional de Narrativa, Finalista Premio Europeo de Literatura Aristeion y Premio Ciudad de Barcelona 1997), La cuadratura del círculo (Premio Fastenrath de la Real Academia Española 1999), El cielo raso (Premio Fundación José Manuel Lara Hernández 2001 a la mejor novela publicada en español), Una ventana al norte, Contra natura (Premio Salambó y Premio Ciudad de Barcelona 2005), La fortuna de Matilda Turpin (Premio Planeta 2006), Virginia o el interior del mundo y La previa muerte del lugarteniente Aloof. Es autor también de Relatos sobre la falta de sustancia y Cuentos reciclados; y de los artículos recogidos en Alrededores.

Su creación poética ha sido reconocida con el Premio de Poesía El Bardo por su obra Variaciones (1977), que se incluye también en el volumen Protocolos (1973-2003) recopilación de sus cuatro libros de poesía hasta la fecha. Recientemente, ha publicado el nuevo volumen Los enunciados protocolarios.



Para encontrar más información de este libro podéis hacerlo pinchando aquí

 

5 comentarios:

  1. He leído varias opiniones de esta novela y todas ellas tan diferentes!! Pero es algo que me llama la atención ;)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es una novela muy compleja, puede gustar o no, pero desde luego son interesantes las reflexiones filosóficas- espirituales que en esta se exponen. Besos.

      Eliminar
  2. Sin duda leer este libro es una apuesta por la calidad y el conocimiento más profundo, porque así fue Álvaro Pombo, una persona interesada en lo más complejo del pensamiento filosófico y de inmensa calidad literaria como así avalan tan importantes premios recibidos. Muy buena reseña en la que una vez más nos dejas con ganas de leer para saber más de esta historia, te felicito Pilar. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María, creo que te gustaría leer este libro. Besitos.

      Eliminar
  3. No me disgustan los libros de Álvaro Pombo, aunque hace tiempo que no leo nada suyo y no sé porqué últimamente me está rondando mucho. Pero no sé si optar por este que comentas o por otro más ligero. Dependerá del momento en el que me decida a leer algo suyo (o a releer), aunque tomo nota de este porque estoy segura que encontraré el momento para leerlo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Mapa

Visitantes recientes