miércoles, 8 de enero de 2014

VIDAS MARCADAS





VIDAS MARCADAS

Julia Villares Anllo

236 páginas

Éride Ediciones
ISBN: 9788415510291

(Primera Edición, marzo de 2013)

 Precio. 15 €





Sinopsis.-


 En este libro se recogen temas, muy diferentes entre sí, que podemos observar o encontrar en nuestro entorno, ya sea familiar o de vecindario. Alguno hablará de soledad, de ausencias y de recuerdos, incluso de algún lazo entre generaciones. También encontraremos referencias a la incomprensión o al ambiente que respiran ciertos niños. Alguna inquietud, búsqueda, encerrona, incluso algún dilema en clave de humor, o escenas absurdas, que de todo esto se compone la vida y nuestro transcurrir por ella.
En “Vidas marcadas” se reúnen treinta y ocho relatos cortos de contenido social muy variado. Varios son reflejo de sensaciones o de situaciones cotidianas, no siempre afortunadas. A veces, las podemos creer ciertas o posibles, sabemos que pasan, son noticia de prensa; algunas veces son amenas, otras provocan un comentario del tipo: eso a mí no me pasaría. 

Aquí podéis el booktrailer de este libro.


                                                     

Mi opinión personal.-


Os voy a dar mi opinión sobre lo que me ha parecido la lectura de este libro.
Ya había leído anteriormente otro libro de esta autora, la novela “No le hables mal de mí al niño” y me gustó mucho. Así que eso ya es un punto a favor de este libro de relatos, e intrigada estaba sobre su temática.

El estilo de la autora es sencillo y directo. Sabe llegar al grano del tema en cuestión, la lectura es fácil y rápida. Relatos cortos pero que dicen mucho, porque reflejan la sociedad que nos rodea.

Debo decir que son treinta y ocho relatos que tratan de diferentes temas. Los hay divertidos como “Cada cosa en su sitio” que a la vez es muy original. También está “El dilema” que cuando lo leáis veréis el dilema o “los dilemas” que no dejan vivir en paz a la protagonista, (pobre mujer, jaaaaa).

Luego los hay muy hermosos, que me gustaron mucho por los mensajes que emiten; de melancolía en “Geranios” donde la autora asocia el simple cuidado de unos geranios con los otros geranios de sus recuerdos. Una mezcla de melancolía y de tristeza. Así leemos:

Ahora tengo geranios en mi balcón. Pero no lucen como los del bar de mis recuerdos. Tampoco son de flores rojas, las prefiero púrpura. Además, tenerlos floreados de rojo sería como buscar aquel afecto que sentía en mis tardes de leche con galletas. 


En este otro relato, “Rosas sin tarjeta”, la protagonista, Charo, recibe rosas de alguien desconocido. Es un relato divertido en algunos momentos, con enigma incluido, pero con un final triste a la vez que bonito.

“Reloj de bolsillo” empieza así:

-Toma, hijo, es antiguo pero nunca falla. En todos los años que lo he tenido, nunca me falló.

Así acudimos a saber la historia de este reloj, y quienes lo llevaron, relato que nos conduce a nuestros primeros orígenes, a lo que nos enseñaron y a lo que nos condujo la vida. Muy hermoso, también.

En el relato “El devenir de Consuelo”, también vemos como las flores tiene gran significado. A la protagonista, Consuelo, le encantan. Tal como leemos:

 Ella decía: “Pensarlo bien. En las casas y en los trabajos tenemos plantas y jarrones con flores. Se llevan flores para un día especial, para felicitar un ascenso, para enamorados, para un recibimiento, para un adiós, vamos, que plantas y flores están presentes en muchos de los detalles bonitos de nuestras vidas. Y cada persona que compra o que recibe una flor o un ramo o una planta, en ese momento se siente bien. Se siente bien solo con una flor o un ramo o una planta: yo tengo toda la tienda para recrearme, colocar, retocar, combinar… vivo con ellas.

Pero al leer este relato nos daremos cuenta de que no todas las flores son iguales, que no es lo mismo preparar un ramo de flores para por ejemplo, una novia, que para un muerto. Y que todo esto nos puede repercutir en nuestro estado de ánimo como le sucede a la protagonista.

En algunos de estos relatos podemos sentir la angustia de los protagonistas, aventuras que pueden sucederle a cualquiera de nosotros, como las que relatan: “Una noche tormentosa”, “Yo testifico”, “Encerrada”.

También hay relatos que tratan sobre temas sociales tales como el maltrato, "La señora Herminia", el Sida "Viraje imprevisto", el abandono de bebés "Arropando al bebé", la delincuencia y los golpes y sorpresas del destino "Vidas marcadas I", y "Vidas marcadas II: Darío".


En el relato “Frente al muro”, también se aborda el tema social de los presos. La protagonista, una mujer con un cochecito con su bebé dentro; permanece inmóvil frente al muro de la prisión. Y otra mujer, que es quien la observa y quien cuenta la historia, empieza a imaginar toda clase de deducciones posibles, así leemos:

"Después de todo - me dije-, es una mujer sin lágrimas visibles, que llora por su marido encerrado. O quizá, por otro ser querido a quien pretende dar ánimo para que resista. Puede ser un hermano o su propio padre, el abuelo del niño. O, incluso un buen amigo al que cree inocente e injustamente encarcelado”.                  

En el relato “El columpio”, (en mi opinión uno de los mejores de este libro), su lectura nos invita a reflexionar. El protagonista,  Carlos, un hombre triste que se refugia en el parque por las noches sentado en un columpio, nos hace la siguiente comparación del columpio con la vida:
Copio el siguiente texto:

-Sigo sin saber qué es, según tú el columpio.
-Aún no lo tengo claro. Creo que para unos es el primer obstáculo a superar o vencer el miedo a caerse; para otros, la intriga del ir y venir de las cuerdas, los halagos de la mama que lo espera: “¡Qué bien, eh, qué divertido! Luego viene el columpio solo, el querer subir más alto, sube mucho en el aire, todo lo que el columpio abarca, mamá le grita “¡Cuidado!”. El no ve el peligro, el quiere tocar el cielo con la mano, mamá lo avisa: “No podrás tocarlo nunca, cariño, no está al alcance de nadie”.
“El niño la mira frustrado, cae, se rasguña las rodillas en la tierra del parque. Llora, no tanto por el dolor del rasguño como por la vergüenza de haberse caído, de que su madre tuviera razón. La herida del amor propio le duele más que la rodilla. Es pequeño, aún no sabe que en su vida el amor propio le va a doler muchas veces. En el columpio se entrena, balancea los despistes al soltarse.
“Mamá lo llama, tienen que irse a casa. El quiere seguir allí, pero mamá no puede perder más tiempo…
¿Pierde el tiempo? ¿Qué es para el niño el columpio? ¿Qué es para ella el niño? ¿Aprende el niño en el columpio?  Y ¿qué es la vida, sino un columpio?

En este libro de relatos, también observamos los choques generacionales y a veces la difícil convivencia que surge de ellos, como en los relatos: “Cuatro patas para una silla”, o “Entre dos amores”

Otro, refleja la soledad que podemos sentir cuando nuestros hijos nos dejan para hacer su vida, como leemos en el relato “Teresa y la ausencia”. 

 Son relatos que nos muestran visiones distintas, como por ejemplo la de un niño "Derivaciones".

Hay uno que trata de las duras circunstancias que nos puede conducir la vida, como leemos en “Tesón y renuncia”

Como podéis comprobar, he hecho un resumen de algunos de los temas que podemos observar leyendo este libro.
Pero sobre todo el gran tema que yo destacaría de entre todos ellos, es el de “Humanidad”.
La humanidad en todos sus variados conceptos y sensaciones. La autora hace un muestrario de diferentes caracteres y circunstancias. Vemos desfilar la pena, la tristeza, la añoranza, la injusticia, la incomprensión, la sorpresa, la amistad; también la risa y la esperanza.


 No estoy de acuerdo con una frase que leemos en la contraportada de este libro y que es la siguiente:

otras provocan un comentario del tipo: eso a mí no me pasaría.
 
Porque yo pienso que las situaciones y vivencias de los protagonistas de este libro de relatos nos pueden pasar (queramos o no) a todos.

"Vidas marcadas" es un libro de relatos que os recomiendo que leáis porque seguro que no os dejará indiferentes.






LA AUTORA.-

Julia Villares Anllo


Nació en diciembre de 1945, en una pequeña aldea de Villalba, Lugo. A los dieciocho años emigró a Barcelona. Trabajó en una fábrica textil, primero como tejedora y después como administrativa.
Cursó Bachillerato nocturno y, posteriormente, Asistente Social que años después convalidó por Trabajo Social. Las últimas décadas de su vida laboral, las dedicó a ejercer esta profesión.
Hacia el final de los noventa, se matriculó en Aula de Lletres, y se inició en el oficio de escribir.
En Febrero de 2011 publicó su primera novela “No le hables mal de mí al niño”,con Éride Ediciones.
En noviembre del mismo año, publicó “Derivaciones”. Un relato incluido en la antología “Tardes del Laberinto”, entre un grupo de escritores del “Laberinto de Ariadna”. (Parnas Ediciones)



Para más datos de aquí.este libro, pinchar aquí.


Libro cedido por la editorial Éride Ediciones.


                           ¡MUCHAS GRACIAS!





8 comentarios:

  1. Me gustan los libros de relatos con diferentes temas.

    ResponderEliminar
  2. No soy mucho de relatos, pero creo que al final voy a ponerme con ellos porque estoy viendo reseñas muy buenas de libros de relatos.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Este libro de relatos os gustará, Olga y Laura, ya veréis. A mí sí me gustan los libros de relatos. Suelo leerlos alternándolos con una novela, por ejemplo, la historia de la novela me la voy leyendo por capítulos y los libros de relatos, pues un rato con cada relato, jaaaaa, me salió hasta en verso. Besos.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que tengo un montón de libros de relatos anotados, pero voy a hacerle un huequito a este ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Muchas, muchas gracias a cuántos, dejando comentario o no, os paráis a leer esta perla de reseña que me hizo Pilar y que supo entresacar el sentimiento de varios personajes, reflejado en su opinión y los fragmentos que incluye". Si, además, os paráis a comentar, el agradecimiento es, también, emotivo. Gracias, de corazón. Y a ti, Pilar, GRACIAS multiplicadas, por tu trabajo, por hacerlo bien, y por tenerme presente. Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias a tí Julia, porque me ha gustado mucho tu libro. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  7. A mi también me ha gustado esta lectura. Julia es una mujer con una pluma cercana que toca el corazón
    Besos

    ResponderEliminar

Mapa

Visitantes recientes